Por tu sonrisa de niño

Y su cara de princesa,

Por sus preguntas curiosas,

Por tu ocurrente respuesta.

Porque cada día llenáis

Mi corazón y cabeza

Y me volvéis a la vida

Cuando no tengo certezas.

Esas palabras que a veces

Me llevan a la niñez

Esa mirada inocente

Tan llena de sensatez.

Ese adorno en tu cabello

Ese libro que me enseñas,

Tu cuaderno, su dibujo,

Las dudas que tiene ella,

El error en el problema

El texto no concuerda…

La vida dentro de un aula

Que llena mi vida entera

Gracias queridos alumnos

Por mitigar mis tristezas

Y enseñarme cada día

Millones de cosas nuevas.

A mis maravillosos alumnos de 4º A

M. R. B.

VOLVER

Anuncios